Públicado por el 11 May. 2014 en Blog, Consejos | 0 comentarios

El seguro barato sale caro: Los seguros del hogar han conseguido el deshonroso puesto de encabezar las denuncias contra los seguros, superando a los del automóvil, en A. D. Defensor, uno de los grandes bufetes contratados por una treintena de aseguradoras para atender las quejas de sus clientes. El dictamen de los defensores del asegurado es ley para las compañías. Algunas han llegado a contratar a figuras de campanillas como Ramón Tamames o Miquel Roca Junyent. Pero ni siquiera ellos pueden salvar a los asegurados de afrontar pagos de siniestros por estar mal cubiertos.

Seguro barato sale caroSeguro barato, ¿realmente me interesa?

La competencia, por conseguir nuevas pólizas, pone el precio como anzuelo sin advertir al consumidor cuando firma la póliza de que las rebajas adelgazan las coberturas.

«Estar mal asegurado es un mal negocio, y la única solución es leer hasta la letra más pequeña de las pólizas para evitar un susto en caso de siniestro», resume Álex Sánchez, responsable técnico de la peritadora Proyecta Gestión. Es imprescindible contratar los capitales adecuados y detallar los bienes más valiosos para evitar sorpresas. No solo eso.

Pagar una póliza de escasa cobertura puede conducir a un pago difícil de asumir. La rotura de una cañería, por ejemplo, puede traducirse en una chorreante gotera al piso de abajo y estropear costosos cuadros si tenemos un vecino anticuario.

El desconocimiento no exime de culpa, y el pago de la responsabilidad civil va en función de la cantidad contratada, como el resto de los siniestros, aunque no cobrará más dinero por un bien sobreasegurado.

El seguro multirriesgo para el hogar está menos normalizado que el de automoción, los tipos de cobertura difieren de una compañía a otra y pueden contratarse parcialmente.

Seguir leyendo la noticia original pública en El Pais